La Verdad sobre el SADO

La Verdad sobre el SADO

El Sadomasoquismo es una práctica sexual donde existe un dominador y un dominado y comunmente se inflinge dolor para la obtención del placer.

Su nombre viene de la conjunción de Sadismo y Masoquismo. El sadismo se refiere a  “la obtención de placer al realizar actos de crueldad o dominio. Este disfrute puede ser de naturaleza sexual y consensuada” y el masoquismo por su parte es “la obtención de placer a través de actos de crueldad o dominio causados a sí mismo por medio de una persona con la que se mantenga un vínculo emocional. La característica fundamental del masoquismo que lo distingue de otros tipos de sumisión es la mezcla causada entre el dolor y el placer”.

Es importante que resaltemos que además de ser una práctica muy común (más de lo que se imaginan)  estamos hablando de un juego erótico y no de un acto de violencia. En definitiva es un juego de roles donde cada uno de los participantes juega el papel que más le gusta y la agresividad es más psicológica que física. 

Debe ser una práctica absolutamente voluntaria y consensuada, donde previamente se definen los límites. Dependiendo de los gusto de la pareja pueden existir gritos, insultos y hasta humillación, pero los golpes son fingidos y, por lo general, suaves. Es importante saber un poco de anatomía para proteger las zonas sensibles del cuerpo.

En La Maleta Rosada contamos con una colección amplia de Sado y Fetiche para principiantes y hasta para los más expertos en el tema, así que si estás listo para darle un poco de picante a tu vida sexual, define roles y limites con tu pareja y atrévete a intentarlo!

Recuerda comentar si te gusto este artículo y siéntete libre de compartirlo.

Comentarios

Deja un Comentario