MIS ABUELOS TAMBIÉN TIENEN SEXO

MIS ABUELOS TAMBIÉN TIENEN SEXO

Vivimos erróneamente convencidos de que la sexualidad tiene un limite, un final a cierta edad, que a medida que envejecemos y con los cambios que presenta nuestro cuerpo dejamos de sentir, y desear.Nada más lejano de la realidad, al contrario seguimos sexualmente activos y lo mejor de todo, llenos de experiencia.No solo durante la adolescencia y la juventud se puede disfrutar y vivir la sexualidad.

via GIPHY

Para fortuna de todos, somos y seremos seres sexuales hasta el final de nuestro días. Con la edad no desaparece nuestro interés sexual, solo se trasforma. Seguiremos sintiendo deseo, atracción y seguiremos teniendo pensamientos sexuales. Aunque cueste imaginárselo, en casa nuestros padres y nuestros abuelos tienen SEXO. Si!, no te escandalices si de repente un día entre sus cosas encuentras un juguete sexual, lencería o lubricantes. Resulta traumático para muchos pero es real y debemos naturalizarlo. Finalmente todes llegaremos a envejecer y tenemos derecho a ser amados, a disfrutar de una caricia y a tener intimidad.

via GIPHY

La vida no acaba cuando llega la menopausia o la andropausia, tal vez cambia nuestro cuerpo y nos toma un poco mas de tiempo realizar muchas actividades pero esto no significa que la vida pare y que debemos dejar de lado nuestro placer. Adicionalmente tendremos el tiempo para probar cosas nuevas, experimentar, de agregar a nuestra vida sexual algo nuevo como un juguete, un buen succionador ó un lubricante.

via GIPHY

Y nada mejor que poder darnos el tiempo para disfrutar de las palabras, de los besos, sin los afanes de la juventud, darle un lugar importante al tiempo para acariciar de manera diferente a nuestra pareja o a nosotros mismos, por que la masturbación no es exclusiva de la juventud.

via GIPHY

Tengamos en cuenta que para tener sexo no solo se necesitan un cuerpo glorioso de 90-60-90 y tener energía para durar 50 minutos. Todo esto no garantiza orgasmos, solo se necesita cerebro, piel y creatividad, debemos ser capaces de innovar y explorar otras maneras de sentir.

En esta ocasión la invitación es a regalar, ¡si señores!, ¡a regalar orgasmos!, sorprendamos a nuestros padres, a nuestra abuel@ con un juguete para su propia satisfacción por que todos merecemos disfrutar del sexo libre y sin tabú.

via GIPHY

Comentarios

Deja un Comentario