Las mejores posiciones sexuales para experimentar placer

Las mejores posiciones sexuales para experimentar placer

¿Crees que las mejores posiciones sexuales son el misionero y el perrito? Es obvio que nos permiten disfrutar mucho, pero no son las únicas. En el caso de las parejas heterosexuales alcanzar el orgasmo, sobre todo por parte de las mujeres, requiere de un buen repertorio de posturas.

via GIPHY

Por qué buscar mejores posiciones sexuales

La monotonía y la rutina son dos de las principales causas del decaimiento de las parejas. Para mantener viva la pasión es fundamental experimentar. Probar mejores posiciones sexuales y prácticas como el shibari será de gran ayuda para “estimular” la conexión con tu pareja.

¿Sabes qué es el punto G? Mucho se ha hablado de las virtudes de descubrirlo. Es una zona con un gran potencial, pues genera placer en la pared anterior de la vagina. Para estimularlo es importante variar los ángulos de penetración, esto se logra con ciertas posiciones que debes incluir en tu repertorio (Enfemenino, 2020).

via GIPHY

Pasemos a hablar de las mejores posiciones sexuales. Practicarlas con tu pareja podría llevarlos a experimentar el mítico multiorgasmo. En este artículo nos enfocaremos en posturas para parejas heterosexuales.

Mejores posiciones sexuales:

postura de la rana

En esta postura, el hombre se sienta al borde de la cama y la mujer se acomoda entre sus piernas, en cuclillas (postura de rana), sobre el pene. Así es posible estimular el clítoris mientras se mantiene la penetración.

via GIPHY

El hombre podrá impulsarse, apoyando las manos detrás de su espalda, sobre la cama. La mujer también puede moverse para mejorar la estimulación genital. Esta es una de las mejores posiciones sexuales para activar el punto G.

La pierna arriba

El hombre se arrodilla con las piernas abiertas. La mujer se recuesta boca arriba, con una pierna entre las de su compañero y la otra levantada hasta el hombro de este.

Esta posición permite una penetración profunda y en un ángulo que puede variar según los movimientos de cadera de la mujer.

La carretilla

Esta postura comienza con la posición de perrito. Posteriormente, el hombre levanta y sostiene las dos piernas de la mujer, quedando como si llevara una carretilla.

Para mantener el equilibrio, la mujer debe doblar las rodillas y sostenerse sobre sus codos, lo más abajo posible. Será de ayuda colocar una almohada bajo el vientre de la mujer, para facilitar la elevación de su pelvis.

via GIPHY

Candelabro italiano

La mujer yace recostada boca arriba, con una almohada soportando la parte alta de su espalda y su cabeza. Las piernas están replegadas sobre su torso, de manera que quede ofreciendo la vulva a su pareja para ser penetrada.

El hombre está de rodillas y, con sus manos, eleva las nalgas de su compañera para lograr un ángulo perfecto de penetración. Colocar otra almohada para soportar la espalda baja de la mujer también ayudará a hacer más confortable la postura. Puedes aprovechar este tipo de posturas para estimular el clítoris con una balita vibradora.

via GIPHY

El candado

Esta postura invita a cambiar el escenario sexual. Se puede realizar perfectamente en una mesa o escritorio. La mujer se sienta al borde de la mesa con las manos apoyadas detrás y elevando las piernas. De pie, el hombre se acomoda entre las piernas de su pareja y la penetra.

A continuación, la mujer cierra las piernas rodeando la cadera de su compañero. Es por eso que se llama “el candado”. En esta posición, el hombre es el que tiene mayor posibilidad de movimiento.

El ventilador

Esta postura comienza con ambos de pie. El hombre se ubica detrás de su pareja. Ella debe tener una silla delante u otro objeto, a la altura de su cintura, en el que apoyará sus antebrazos.

via GIPHY

Luego, la mujer abre las piernas, tanto como le sea posible, para mantener mejor el equilibrio y permitir una penetración mayor. El hombre tiene libertad para estimular el clítoris y acariciar los senos de su compañera.

Estas son algunas de las mejores posiciones sexuales para parejas heterosexuales. Según la que elijas realizar con tu pareja, podrás llevar el control de los movimientos y disfrutar a tu gusto. ¡Atrévete a practicarlas! Aportarán mucho erotismo a tu relación y renovarán tus energías para combatir la rutina (Sáez, 2018).

Comentarios

Deja un Comentario