Posiciones y tips para los que se preguntan qué es el punto G

Posiciones y tips para los que se preguntan qué es el punto G

Realmente es poco común que las personas con vulva tengan orgasmos solo a través del coito (Thompson, 2016). Sin embargo, incluso si aún no experimentas un multiorgasmo vaginal, no significa que sea imposible. Si aún te preguntas qué es el punto G, descubrirás con agrado que puede ser la clave para lograr el orgasmo durante la penetración.

via GIPHY

¿Dónde está ubicado y cuáles posiciones son mejores? A continuación te explicamos cómo sacarle todo el provecho para ampliar tu vida sexual a partir de ahora.

¿Qué es el punto G?

Conocido como el punto de Gräfenberg, el punto G fue introducido por la doctora Beverly Whipple. Ella fue una de las primeras en responder qué es el punto G. Partiendo de su estudio, entendemos de una forma simple que el punto G en realidad es una parte del clítoris. Además, que es mucho más grande de lo que nos hacen creer.

via GIPHY

Se encuentra en la pared anterior, a unos 5 u 8 cm por encima de la abertura de la vagina. Estos terminales están alojados en una pequeña cantidad de tejido eréctil llamado esponja uretral. Una estructura que contiene una gran cantidad de vasos sanguíneos y a las glándulas de Skene.

Es más fácil de localizar si te acuestas boca arriba y alguien más inserta uno o dos dedos en la vagina con la palma de la mano hacia arriba.

Las mejores posiciones sexuales para estimular el punto G

Para que puedas descubrir qué es el punto G, bastará la estimulación de las zonas que disfrutas más. Si bien hay muchas posiciones sexuales que puedes probar. Por ejemplo, en caso de que seas heterosexual, puedes recrearlas con tu dildo favorito.

Vaquera

via GIPHY

Cuando estás arriba, estás a cargo. Así que muévete, rebota y gira como mejor te parezca. Tampoco debes tener miedo de usar las rodillas de tu compañero como apoyo.

Tip clave: intenta mantener la parte baja de la espalda arqueada. Esto hará que el punto G esté siempre en posición de roce.

Perrito

Esta posición garantiza la estimulación del punto G, ya que es prácticamente imposible que no exista una penetración profunda.

Tip clave: en lugar de ir directamente a un movimiento de entrada y salida, pídale a tu pareja que se mueva de un lado a otro.

via GIPHY

Misionero cerrado

Una variación de la posición clásica del misionero. Esta posición permite una mayor estimulación sin la profundidad de la penetración. Comienza de espaldas en la posición del misionero. En lugar de tener las piernas abiertas, se juntan ambas. Esto produce presión en las paredes vaginales, lo que aumenta la fricción de las penetraciones con el miembro o el juguete.

Tip clave: pídele a tu pareja que comience a mecerse con un movimiento de lado a lado o de arriba a abajo. Eso debería poner el pene, el juguete, el consolador o el dedo en contacto directo con tu punto G.

via GIPHY

Finalmente, las posiciones que te brinden más control sobre tus movimientos o permiten una penetración más profunda aumentarán tus probabilidades de tener un orgasmo en el punto G.

También es importante que hagas uso de la autoexploración. Para dejar de pensar en qué es el punto G y experimentarlo en carne propia debes ir más allá. Te recomendamos el uso de juguetes, dildos, anillos, dedos y hasta técnicas de ataduras como el Shibari.

via GIPHY

Entonces, si tu primer intento para descubrir qué es el punto G y dónde queda no es un éxito total, sigue experimentando. Recuerda que el punto G no es ningún mito y que está fisiológicamente conectado con el clítoris. Cuanto más practiques y te eduques, más confianza y más placer obtendrás en el futuro.

Comentarios

Deja un Comentario