Esposas para Tobillos Platinum Bound Cuffed Embossed Metallic Ankle Cuffs - lamaletarosada.com sex shop online Colombia
  • Esposas para Tobillos Platinum Bound Cuffed Embossed Metallic Ankle Cuffs - lamaletarosada.com sex shop online Colombia
  • Esposas para Tobillos Platinum Bound Cuffed Embossed Metallic Ankle Cuffs - lamaletarosada.com esposas sexuales Colombia
  • Esposas para Tobillos Platinum Bound Cuffed Embossed Metallic Ankle Cuffs - lamaletarosada.com fetichismo Colombia
  • Esposas para Tobillos Platinum Bound Cuffed Embossed Metallic Ankle Cuffs - lamaletarosada.com sadomasoquismo Colombia

Esposas Metalizadas para Tobillos Platinum Bound Cuffed Embossed Metallic Ankle Cuffs

 $75.000
Impuestos incluidos

Las elegantes Esposas Metalizadas para Tobillos Platinum Bound Cuffed Embossed Metallic Ankle Cuffs son duraderas, resistentes y ajustables para que juegues con tu pareja al esclavo y el amo.

Cantidad

  • Compra segura con cifrado SSL Compra segura con cifrado SSL
  • Despachos el mismo día Despachos el mismo día
  • Paquete discreto sin distintivos Paquete discreto sin distintivos
  • Envío GRATIS a partir de $100.000 Envío GRATIS a partir de $100.000

Estas elegantes Esposas Metalizadas para los Tobillos son totalmente ajustables a través de la hebilla tipo cinturón, unidos por una cadena negra de 15.2 cm (6 pulgadas) que se puede conectar fácilmente a cuerdas, ganchos o pesos, dejándolos vulnerables y a tu merced. Los detalles grabados en tonos de plata atraerán tu atención, mientras que tu compañero de juego  se retuerce en anticipación de lo que está por venir. Estas esposas duraderas cuentan con todo su cuerpo negro, sin níquel y están revestidas con un material de neopreno suave pero duradero para sesiones de juego atractivo y cómodo.

AE493-Ankle

Ficha técnica

Largo
21.6 cm a 31.8 cm (8.5 pulgadas a 12.5 pulgadas)
Ancho
5 cm (2 pulgadas)
Características
Ajustable
Color
Plateado
Material
Vinilo, neopreno, metal
Peso
254 gr (0.56 lb)
Fabricante
XR Brands
Marca
Master Series

También te podría gustar